Oratorio de Guanajuato

Breve narración de la vida de San Felipe Neri: Cerró sus ojos y abrió su corazón