Arquidiócesis mexicana: El matrimonio es entre hombre y mujer

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

CIUDAD DE MÉXICO, 12 Ene. 20 (ACI Prensa).-
Ante el peligro de que se apruebe una reforma al Código Civil del estado mexicano de Veracruz que podría distorsionar el concepto de matrimonio, la Arquidiócesis de Xalapa recordó que esta institución está conformada por “un hombre y una mujer”.

En su comunicado dominical, el P. José Manuel Suazo Reyes, director de la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, señaló que “en días pasados se anunció que el próximo 31 de enero de 2020 se someterá a votación la reforma al Código Civil del Estado de Veracruz, donde entre otras cosas se pretende modificar el concepto de matrimonio”.

En el artículo 75 del Código Civil de Veracruz se lee actualmente: “el matrimonio es la unión de un solo hombre y de una sola mujer que conviven para realizar los fines esenciales de la familia como institución social y civil”.

El P. Suazo Reyes advirtió que “se desea cambiar la terminología para que en lugar de decir ‘la unión de un hombre y una mujer’ se diga ahora ‘la unión de 2 personas’, esto para dar cabida a lo que los promotores de esta iniciativa llaman ‘matrimonio’ entre personas del mismo sexo”.

Para el sacerdote mexicano, “con esta propuesta se está promoviendo una contradicción que raya en el absurdo. Con iniciativas como estas, se podrá hablar de ahora en adelante de ‘terremotos en la luna’ y ‘hemorragias de agua’. Los terremotos solo son en la tierra y las hemorragias sólo son de sangre”.

La iniciativa de reforma del Código Civil, recordó, fue presentada por la diputada estatal Mónica Robles, de Morena, el partido del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y cuenta “con el apoyo de 8 diputados de su bancada”.

El P. Suazo Reyes subrayó que “la historia y tradición de la humanidad, nos enseña que el matrimonio es una institución natural, ya que no requirió de ningún Congreso, Senado o Suprema Corte para su existencia, tiene una naturaleza propia, finalidades específicas y propiedades esenciales, que una relación entre personas del mismo sexo, aunque venga reconocida civilmente, nunca podrá alcanzar”.

“No se puede denominar matrimonio a una relación socio-asistencial, sexual o meramente afectiva”, añadió.

El Director de la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa precisó que “las personas homosexuales o lesbianas tienen todo el derecho a proteger civilmente su patrimonio y su bienestar,  para ello el Estado contempla ya diferentes formas jurídicas”.

“El estado de Veracruz tiene muchos problemas qué resolver como para meterse a legislar sobre un tema que no es una demanda social notable, ni siquiera prioridad en un pequeño sector de la población. Esto parece más bien una obsesión de sus promotores para quedar bien con agendas extrañas a la sociedad mexicana”, dijo.

“En nombre de la ‘no discriminación’ y de la ‘inclusión’ están disfrazando sus verdaderas intenciones. Este tema no puede convertirse en una caja china para distraer de los problemas no resueltos en el estado, ni tampoco, como un trofeo para amarrar una candidatura en el futuro”.

Al finalizar su mensaje dominical, el P. Suazo Reyes alentó a que “en el Estado de Veracruz se hagan leyes con perspectiva de familia, se proteja el matrimonio y la vida humana desde su concepción hasta su desenlace natural, de otra manera triunfarán los caprichos personales, la imposición y el deterioro de la sociedad y de los valores”.