¡Chile no puede esperar! Mensaje de los obispos reunidos en Asamblea

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

En el marco de la reunión de la Asamblea plenaria, los obispos de Chile han publicado un mensaje en el que lanzan un llamamiento al diálogo nacional «participativo y sin exclusiones». Asimismo, los prelados piden que se ponga fin a esta violencia «por amor a nuestra patria» ya que el país «no puede esperar».

Gómez, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

Con 176 votos a favor, el Arzobispo de Los Ángeles, Monseñor José Horacio Gómez, fue elegido como nuevo presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos. Será el primer presidente hispano de los obispos americanos

Nuevo llamado de los Obispos bolivianos a la paz

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

Tras los acontecimientos ocurridos en Bolivia, la Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana hace un llamado a la paz y concordia entre todos los bolivianos.

Un muro en la cabeza

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

Hace treinta años, el 9 de noviembre de 1989, el Muro de Berlín se derrumbó ante los ojos de todo el mundo. Este evento transformará de una forma u otra la vida de cientos de millones de personas. Pavel Miksu vivió en Přerov en Checoslovaquia, 600 km más al sur. El 9 de noviembre tenía 14 años.

El Tribunal Superior de Australia escuchará la apelación del Cardenal Pell

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

VATICANO, 13 Nov. 19 (ACI Prensa).-
El Vaticano confirmó este miércoles 13 de noviembre su confianza en la justicia australiana con motivo de la decisión del Tribunal Superior australiano de escuchar la apelación del Cardenal George Pell, sentenciado el pasado 13 de marzo a seis años de cárcel por abusos sexuales de dos menores en 1996.

Según un comunicado difundido por el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, “la Santa Sede, reafirmando su confianza en la justicia australiana, toma nota de la decisión del Tribunal Superior australiano de acoger la petición de apelación presentada por el Cardenal George Pell, consciente de que el Cardenal siempre ha defendido su inocencia”.

Además, explicó que “la Santa Sede reafirma, una vez más, su cercanía a todos los que han sufrido debido a los abusos por parte de miembros del clero”.

El Cardenal Pell, que fue Prefecto de la Secretaría para la Economía del Vaticano, siempre defendió su inocencia. Sin embargo, el tribunal que lo juzgó lo encontró culpable el 11 de diciembre de 2018 de las acusaciones de abusos que se habrían cometido después de una Misa cuando era Arzobispo de Melbourne.

Una primera apelación, presentada ante el Tribunal de Apelaciones de Victoria, fue rechazada el pasado 21 de agosto y la apelación ante el Tribunal Superior es la última opción que tiene el Cardenal de defender su inocencia.

El principal argumento de la defensa de Pell, y que causó la división de los jueces que evaluaron su primera apelación, tiene como elemento central la cuestión de si la evidencia en que se basa la condena es irrazonable e imposible.

En concreto, la defensa afirma que resulta imposible que el Cardenal hubiera podido mover o levantar sus vestimentas litúrgicas después de la Misa, como defiende el demandante, para cometer los abusos.

Según la acusación, el entonces Arzobispo Pell habría cometido los abusos sexuales cuando estaba totalmente vestido con su atuendo de Misa. La defensa argumenta que se trata de una acción físicamente imposible de producirse.

Con motivo de esta nueva apelación ante el Tribunal Superior, la Archidiócesis de Sydney difundió una declaración del Arzobispo, Mons. Anthony Fisher, en la que recuerda que “el Cardenal siempre ha mantenido su inocencia, y continúa haciéndolo”.

Señala también que “la división del Tribunal de Apelaciones al emitir sentencia refleja una división existente dentro del jurado, de los analistas jurídicos y de nuestra comunidad”.

“Muchas cuestiones permanecen abiertas, y resulta apropiado que sean examinadas por nuestro Tribunal Superior. Por el bien de todos los involucrados en este caso, espero que la apelación se escuche lo antes posible. La Iglesia continuará ofreciendo apoyo pastoral al Cardenal mientras permanezca en prisión esperando la valoración de su apelación y a todos los demás afectados por la decisión de hoy”.

Llamamiento del Papa por Burkina Faso: diálogo y concordia

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

Al final de la catequesis en la audiencia general, el Papa realizó un apremianto llamamiento por Burkina Faso, que la semana pasada fue golpeada por otro acto de violencia.

El Papa en la catequesis: los laicos son los responsables de hacer crecer la fe

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

Áquila y Priscila – protagonistas de la catequesis del Papa hoy – sobresalen como como modelos de una vida conyugal comprometida al servicio de toda la comunidad cristiana y nos recuerdan que gracias a la fe y al compromiso en la evangelización de muchos laicos como ellos, el cristianismo echó raíces y ha llegado hasta nosotros.

El Papa pide a los matrimonios cristianos que conviertan su casa en “iglesia doméstica”

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

VATICANO, 13 Nov. 19 (ACI Prensa).-
El Papa Francisco animó a los matrimonios cristianos a seguir el ejemplo de Áquila y Priscila y convertir sus casas en “iglesias domésticas” al servicio de la comunidad y de los más necesitados.

En su catequesis, pronunciada este miércoles 13 de noviembre durante la Audiencia General celebrada en la Plaza de San Pedro del Vativano, el Pontífice habló de los discípulos Áquila y Priscila, que recibieron a San Pablo en Corinto, donde llegó el Apóstol tras su estancia en Atenas. Estos cónyuges “demostraron tener un corazón lleno de la fe de Dios y generoso hacia los demás, capaz de hacer espacio a quien experimenta la condición de forastero”.

“Esta sensibilidad les lleva a salir de sí mismos para practicar el arte cristiana de la hospitalidad, y abrir las puertas de su casa para acoger al apóstol Pablo. Así, no sólo acogen al evangelizador, sino también el anuncio que lleva consigo: el Evangelio de Cristo”.

El Santo Padre destacó cómo “la casa de Áquila y Priscila en Corintio abre las puertas no sólo al Apóstol, sino también a los hermanos y hermanas en Cristo. Pablo, de hecho, puede hablar de la comunidad que se reúne en su casa, la cual se convierte en una ‘domus ecclesiae’, un lugar de escucha de la Palabra de Dios y de celebración de la Eucaristía”.

“Un año y medio después de permanecer en Corintio, Pablo deja aquella ciudad junto con Áquila y Priscila, que se quedan en Éfeso. También allí su casa se convierte en lugar de catequesis. Por último, los dos esposos entran en Roma y serán destinatarios de un espléndido elogio que el Apóstol incluye en la carta a los Romanos: ‘Saludad a Priscila y a Áquila, mis colaboradores en Cristo Jesús. Ellos, por salvarme la vida, han arriesgado su cabeza, y a ellos no sólo yo les estoy agradecido, sino todas las Iglesias del mundo pagano’”.

Francisco explicó que Áquila y Priscila emergen, de entre los numerosos discípulos y colaboradores de Pablo “como modelos de una vida conyugal responsablemente comprometida con el servicio a toda la comunidad cristiana y nos recuerdan que gracias a la fe y al compromiso en la evangelización de muchos laicos como ellos, el cristianismo a llegado hasta nosotros”.

Por último, el Papa Francisco pidió a los matrimonios cristianos que sigan el ejemplo de Áquila y Priscila y que “sepan abrir las puertas de sus corazones a Cristo y a los hermanos, y que transformen sus casas en iglesias domésticas donde vivir la comunión y ofrecer el culto de la vida vivida con fe, esperanza y caridad”.

Hoy es fiesta de San Diego de Alcalá, patrono de los hermanos franciscanos legos

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

REDACCIÓN CENTRAL, 13 Nov. 19 (ACI Prensa).-
En la Catedral de Alcalá de Henares, España, cada 13 de noviembre, se exponen los restos de San Diego, con motivo de la fiesta de este santo que llegó a ser patrono de los hermanos franciscanos legos y a realizar milagros con ayuda de la Virgen María.

San Diego nació en una familia pobre de San Nicolás del Puerto, Sevilla (1400). Siendo joven se decidió a vivir como ermitaño. Más adelante sería recibido como hermano lego (no sacerdote) en los Franciscanos Frailes Menores de la Observancia.

Fue de peregrino a Roma por el jubileo de 1450 y la canonización de Bernardino de Siena. En ese tiempo una epidemia azotó la ciudad romana y San Diego ayudó como enfermero por tres meses. Muchos sanaron milagrosamente.

Cierto día, un niño sufrió graves quemaduras por quedarse dormido dentro de un horno que luego fue encendido. Tras la intercesión de San Diego, el niño apareció sin quemaduras. El santo solía atribuir los milagros a la Madre de Dios.

De vuelta a España fue portero y jardinero en el convento de Santa María de Jesús en Alcalá de Henares, donde partió a la Casa del Padre un 12 de noviembre de 1463.

Se dice que al morir, expedía una milagrosa fragancia. Sus restos fueron visitados por cardenales y miembros de la realeza, como Felipe II que llevó el cuerpo de San Diego al palacio, obteniendo así la curación del príncipe Carlos que se había accidentado.

La ciudad estadounidense de San Diego, al sur de California, lleva su nombre debido a la misión que establecieron los franciscanos por esa zona.

Con motivo de esta celebración, la Catedral Magistral de Alcalá de Henares permanecerá abierta desde las 8 hasta las 14 horas y desde las 16 hasta las 21. La Misa solemne será presidida por Mons. Reig Pla, Obispo de Alcalá, a las 19:30 pm.

Más datos sobre San Diego en: https://www.aciprensa.com/santos/santo.php?id=340

Hoy es fiesta del Beato Artémide Zatti, el amigo del Papa Francisco

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

REDACCIÓN CENTRAL, 13 Nov. 19 (ACI Prensa).-
Hoy la Familia Salesiana conmemora al Beato Artémide Zatti, hermano salesiano (coadjutor) que dedicó su vida a la atención de los enfermos en Argentina. En una ocasión el P. Bergoglio, hoy Papa Francisco, le pidió al Beato que intercediera en el cielo por una gracia para los jesuitas y se le concedió.

Artémide Zatti nació en Boretto, Italia, en 1880 y en una familia granjera. A los nueve años ya trabajaba para ayudar en casa. Obligados por la pobreza, los Zatti emigraron a Argentina para iniciar una nueva vida.

El pequeño Artémide empezó a frecuentar una parroquia salesiana y nació su inquietud de ingresar a la Congregación fundada por San Juan Bosco. Más adelante fue aceptado como aspirante salesiano y al cumplir veinte años se integró a la Comunidad en Bernal.

Como salesiano coadjutor, se le confió el cuidado de un joven sacerdote enfermo de tuberculosis y contrajo la enfermedad. Estando en el hospital de la misión salesiana en Viedma, Artémide prometió a la Virgen María Auxiliadora que si se curaba, dedicaría su vida al cuidado de los enfermos. Sus plegarias fueron escuchadas.

Se recuperó y se ocupó de la farmacia del hospital. Posteriormente asumió la responsabilidad total de la institución, sin descuidar sus obligaciones en su comunidad. En bicicleta visitaba también a los enfermos de la ciudad y por las noches estudiaba medicina para obtener su diploma de enfermero.

A la enfermera solía decir: «Prepare un lecho para el Señor», «¿Tienes sopa caliente y vestidos para un Jesús de 10 años?». Con su alegría y bondad se ganó el cariño de todos. De él se decía que era “un ángel que se hizo enfermero”.

Cierto día, al caerse en la escalera, fue confinado a la cama y le detectaron cáncer. Siguió cuidando de la misión por un año y más adelante, después de padecer heroicamente por la enfermedad, partió a la Casa del Padre en 1951. Fue beatificado por San Juan Pablo II en el 2002.

La amistad espiritual con el Papa Francisco

El 18 de mayo de 1986, el entonces P. Jorge Mario Bergoglio escribió una carta al salesiano sacerdote Bruno Cayetano para comentarle sobre su experiencia que había tenido con Don Zatti “con quien me hice muy amigo”, señaló.

En la misiva, el ahora Papa Francisco, relató cómo los jesuitas argentinos, y toda la Compañía de Jesús, tenían pocos hermanos coadjutores. Es en este contexto que conoció la vida de Artémide Zatti por medio de una conversación en el Arzobispado de Salta y de la lectura de una biografía.

“Me llamó la atención su figura de coadjutor tan plena. De ahí en más sentí que debía pedirle al Señor, por intercesión de ese gran coadjutor, nos enviara vocaciones de coadjutores. Hice novenas y pedí a los novicios que las hicieran”, contó el P. Jorge Bergoglio.

De esta manera, la cantidad y la calidad de las vocaciones de coadjutores en los jesuitas aumentó considerablemente.

“Estoy convencido de su intercesión en este asunto, puesto que por el número es un caso raro en la Compañía. Como reconocimiento, en la 2da. y 3ra. edición del Devocionario del Sagrado Corazón hemos puesto la Novena para pedir por la Canonización de Don Zatti”, escribió el hoy Papa Francisco.

Más información en: https://www.aciprensa.com/santos/santo.php?id=564