Papa Francisco recibió en audiencia a vicepresidente de EE.UU. Mike Pence

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

VATICANO, 24 Ene. 20 (ACI Prensa).-

En un encuentro que duró casi una hora, el Papa Francisco conversó en el Palacio Apostólico del Vaticano con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, este viernes 24 de enero.

Acompañado de su mujer, el vicepresidente intercambió algunas palabras ante la prensa antes de dirigirse a una estancia aparte para mantener la reunión privada. El vicepresidente trasladó al Pontífice los saludos del presidente Donald Trump. “Quiero extender saludos calurosos de parte del presidente Donald Trump que quedó muy satisfecho por su visita” en 2017, expresó.

 

The moment Vice President @Mike_Pence met Pope Francis. #VPintheVatican #USHolySee (Credit: Vatican Media) pic.twitter.com/C2C0pCGYkM
— U.S. in Holy See (@USinHolySee) January 24, 2020

 

Al finalizar el encuentro tuvo lugar ante la prensa el tradicional intercambio de regalos. El Papa Francisco entregó al vicepresidente Pence la medalla de San Martín y de su Mensaje para la Paz.

Pence, que proviene de una familia católica, regaló al Santo Padre una cruz y le agradeció la reunión, a la vez que le aseguraba que al recibirlo “me ha hecho un héroe”.

Sobre el contenido de la reunión privada, no ha trascendido ninguna información. Además, al no tratarse de la visita de un jefe de Estado o de Gobierno, la Oficina de Prensa no ha publicado ningún comunicado con información sobre el encuentro.

Mike Pence llegó a Roma procedente de Tel Aviv (Israel), después de haber participado en Jerusalén, junto con otros mandatarios, en un homenaje a las víctimas del Holocausto en el contexto del 75 aniversario de la liberación de los prisioneros del campo de exterminio nazi de Auschwitz.

El Papa rechaza las narraciones falsas y pide sabiduría para reconocer la verdad

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

VATICANO, 24 Ene. 20 (ACI Prensa).-
“Necesitamos respirar la verdad de las buenas historias; historias que construyan, no que destruyan, historias que ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar juntos”. Así se expresa el Papa Francisco en el mensaje con motivo de la próxima Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que tendrá lugar el 24 de mayo.

El mensaje, difundido por la Oficina de Prensa de la Santa Sede este viernes 24 de enero, se divide en 5 secciones o capítulos diferentes. En el primero de ellos, bajo el epígrafe de “tejer historias”, se recuerda que “el hombre es un ser narrador. Desde la infancia tenemos hambre de historias como tenemos hambre de alimentos. Ya sean en forma de cuentos, de novelas, de películas, de canciones, de noticias…, las historias influyen en nuestra vida, aunque no seamos conscientes de ello”.

Sin embargo, en el segundo capítulo el Pontífice advierte que “no todas las historias son buenas”. Llamó la atención sobre “cuántas historias nos narcotizan, convenciéndonos de que necesitamos continuamente tener, poseer, consumir para ser felices”.

“Casi no nos damos cuenta de cómo nos volvemos ávidos de chismes y de habladurías, de cuánta violencia y falsedad consumimos. A menudo, en los telares de la comunicación, en lugar de relatos constructivos, que son un aglutinante de los lazos sociales y del tejido cultural, se fabrican historias destructivas y provocadoras, que desgastan y rompen los hilos frágiles de la convivencia”.

Por ello, advirtió que “recopilando información no contrastada, repitiendo discursos triviales y falsamente persuasivos, hostigando con proclamas de odio, no se teje la historia humana, sino que se despoja al hombre de la dignidad”.

Frente a esas malas historias, “necesitamos sabiduría para recibir y crear relatos bellos, verdaderos y buenos. Necesitamos valor para rechazar los que son falsos y malvados”.

Además, en el tercer capítulo el Papa Francisco presenta la Biblia como “una Historia de las historias”, ya que “a través de su narración Dios llama a las cosas a la vida y, como colofón, crea al hombre y a la mujer como sus interlocutores libres, generadores de historia junto a Él”.

“La Biblia es la gran historia de amor entre Dios y la humanidad”, subrayó, y destacó que “no es casualidad que también los Evangelios sean relatos”.

Asimismo, subrayó en el cuarto capítulo que “la historia de Cristo no es patrimonio del pasado, es nuestra historia, siempre actual”, es decir, es “una historia que se renueva”.

“Cada uno de nosotros conoce diferentes historias que huelen a Evangelio, que han dado testimonio del Amor que transforma la vida. Estas historias requieren que se las comparta, se las cuente y se las haga vivir en todas las épocas, con todos los lenguajes y por todos los medios”.

Por último, en el capítulo quinto, también destacó que la Biblia, además de ser una historia que se renueva, es “una historia que nos renueva”. “Contarle a Dios nuestra historia nunca es inútil”, aseguró.

Papa Francisco: La envidia es la semilla de la guerra

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

VATICANO, 24 Ene. 20 (ACI Prensa).-
El Papa Francisco advirtió contra los sentimientos de envidia y celos hacia otras personas, porque son sentimientos “criminales, que buscan asesinar”, son “la semilla de la guerra”, “una carcoma que te corroe por dentro”.

Así se expresó el Pontífice durante la Misa celebrada este viernes 24 de enero celebrada en la Casa Santa Marta en la que advirtió que la envidia y los celos “crecen hablando con uno mismo, murmurando con uno mismo. El celoso es incapaz de ver la realidad y sólo un hecho muy fuerte puede hacerle abrir los ojos”.

Puso de ejemplo el caso del Rey Saúl y del joven David, narrado en el Libro de Samuel: “Los celos llevaros a Saúl a creer que David era un asesino, un enemigo”.

“También nosotros, cuando nos viene la envidia, los celos, actuamos así. Que cada uno de nosotros piense: ‘¿Por qué esta persona me es insoportable? ¿Por qué a aquella otra no la puedo ni ver? ¿Por qué aquella…?’. Que casa uno de nosotros piense por qué. Muchas veces buscamos el por qué y encontramos que son fantasías nuestras. Fantasías que, sin embargo, crecen por culpa de esa murmuración conmigo mismo”.

Frente a la envidia asesina de Saúl, el Papa confrontó la nobleza de David, y la ejemplificó con el episodio bíblico en el que Saúl accede a la caverna en la que se refugiaban David y sus partidarios. Los amigos de David le animan a aprovechar para matar al rey, pero él se niega: “Jamás alzaré la mano contra el ungido por el Señor”, fue su respuesta.

Y a continuación, David sale de la cueva y acude junto a Saúl llamándole “Rey, mi señor”, y haciéndole ver que podría haberlo matado, pero no lo hizo.

“Eso hace explotar la burbuja de jabón de los celos de Saúl, que reconoce a David como si fuese un hijo y regresa a la realidad”, destacó el Pontífice.

“Se trata de una gracia cuando el envidioso, el celoso se encuentra ante la realidad que hace explotar la burbuja de jabón que es su vicio de celos o de envidia”.

Por ello, invitó a mirarse a uno mismo “cuando somos antipáticos con una persona y preguntarnos: ¿Qué es lo que hay dentro de mí? ¿Hay una carcoma de celos que crece porque él tiene algo que yo no tengo, o hay una rabia escondida?”.

En ese sentido, invitó a “proteger nuestro corazón de esta enfermedad, de esta murmuración conmigo mismo que hace crecer esa burbuja de jabón que no tiene consistencia pero que hace mucho mal”.

“Estemos atentos, porque es una carcoma que entre en el corazón de todos nosotros y nos lleva a juzgar mal a la gente, porque dentro hay una rivalidad: él tiene una cosa que yo no tengo. Y así empiezan las rivalidades”.

Esas rivalidades, concluyó, “nos llevan a descartar a la gente, nos llevan a una guerra, a una guerra doméstica, a una guerra en el barrio, a una guerra en el lugar de trabajo. Desde el mismo origen, es la semilla de la guerra: la envidia y los celos”.

La Iglesia proclamará un nuevo santo y 13 nuevos beatos mártires

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

VATICANO, 24 Ene. 20 (ACI Prensa).-
El Papa Francisco aprobó el pasado jueves 23 de enero los decretos de la Congregación de las Causas de los Santos que reconocen un nuevo santo y el martirio de 13 nuevos beatos: 3 frailes capuchinos asesinados en España en 1936 durante la Guerra Civil Española; y 3 sacerdotes y 7 laicos asesinados en Guatemala entre 1980 y 1991 durante la Guerra Civil de Guatemala.

En concreto, los decretos reconocen “el martirio de los Siervos de Dios Benito de Santa Coloma de Gramenet (cuyo nombre previo a los votos era José Doménech Bonet) y 2 compañeros de la Orden de Hermanos Menores Capuchinos, asesinados en odio a la fe en España entre el 24 de julio y el 6 de agosto de 1936”.

El otro decreto firmado por el Papa reconoce “el martirio de los Siervos de Dios José María Gran Cirera y 2 compañeros, sacerdotes profesos de los Misioneros del Sacratísimo Corazón de Jesús y 7 compañeros laicos, asesinados en odio a la fe en Guatemala entre 1980 y 1991”.

Además, los decretos permitirán la canonización del Beato Giovanni Tavelli da Tossignano, sacerdote jesuato y Obispo de Ferrara, nacido en Tossignano, Italia, en 1386 y fallecido en Ferrara, Italia, el 24 de julio de 1446.

Por otro lado, el Pontífice aprobó los siguientes decretos de reconocimiento de virtudes heroicas:

– Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Joaquín Masmitjá y Ouig, canónigo de la Catedral de Gerona, Fundador de la Congregación de las Misioneras del Corazón de María, nacido en Olot, España, el 29 de diciembre de 1808 y fallecido en Gerona (España) el 26 de agosto de 1886.

-Las virtudes heroicas del Siervo de Dios José Antonio Plancarte y Labastida, sacerdote diocesano, Fundador del Instituto de las Hermanas de María Inmaculada de Guadalupe, nacido en Ciudad de México el 23 de diciembre de1840 y fallecido en Ciudad de México el 26 de abril de 1898.

-Las virtudes heroicas del Siervo de Dios José Pío Gurruchaga Castuariense, sacerdote diocesano fundador de la Congregación de las Auxiliadoras Parroquiales de Cristo Sacerdote, nacido en Tolosa, España, el 5 de mayo de 1881 y fallecido en Bilbao, España, el 22 de mayo de 1967.

-Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Marie-Antoine de Lavaur (François-Léon Clergue antes de sus votos), sacerdote profeso de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, nacido en Lavaur, Francis, el 23 de diciembre de 1825 y fallecido en Tolosa, Francia, el 8 de febrero de 1907.

-Las virtudes heroicas de la Sierva de Dios María del Monte Carmelo de la Santísima Trinidad (Carmen Caterina Bieno antes de sus votos), religiosa profesa de la Orden de las Carmelitas Descalzas, nacida en Campinas, Brasil, el 25 de noviembre de 1898 y fallecida el 13 de julio de 1966 en Taubaté, Brasil.

Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

VATICANO, 24 Ene. 20 (ACI Prensa).-
La Oficina de Prensa del Vaticano difundió este viernes 24 de enero el Mensaje del Papa Francisco con motivo de la próxima Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que tendrá lugar el 24 de mayo, Solemnidad de la Ascensión del Señor.

En su mensaje, el Santo Padre reflexiona sobre la narración, sobre la importancia de las historias en la vida de los hombres. Por ello, esta edición de la Jornada se desarrollará bajo el tema “Para que puedas contar y grabar en la memoria. La vida se hace historia”.

El Pontífice señala en el mensaje de esta próxima edición que “para no perdernos necesitamos respirar la verdad de las buenas historias: historias que construyan, no que destruyan; historias que ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar juntos”.

“En medio de la confusión de las voces y de los mensajes que nos rodean, necesitamos una narración humana, que nos hable de nosotros y de la belleza que poseemos. Una narración que sepa mirar al mundo y a los acontecimientos con ternura; que cuente que somos parte de un tejido vivo; que revele el entretejido de los hilos con los que estamos unidos unos con otros”.

A continuación, el mensaje completo del Papa Francisco:

Quiero dedicar el Mensaje de este año al tema de la narración, porque creo que para no perdernos necesitamos respirar la verdad de las buenas historias: historias que construyan, no que destruyan; historias que ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar juntos.

En medio de la confusión de las voces y de los mensajes que nos rodean, necesitamos una narración humana, que nos hable de nosotros y de la belleza que poseemos. Una narración que sepa mirar al mundo y a los acontecimientos con ternura; que cuente que somos parte de un tejido vivo; que revele el entretejido de los hilos con los que estamos unidos unos con otros.

1. Tejer historias

El hombre es un ser narrador. Desde la infancia tenemos hambre de historias como tenemos hambre de alimentos. Ya sean en forma de cuentos, de novelas, de películas, de canciones, de noticias…, las historias influyen en nuestra vida, aunque no seamos conscientes de ello. A menudo decidimos lo que está bien o mal hacer basándonos en los personajes y en las historias que hemos asimilado. Los relatos nos enseñan; plasman nuestras convicciones y nuestros comportamientos; nos pueden ayudar a entender y a decir quiénes somos.

El hombre no es solamente el único ser que necesita vestirse para cubrir su vulnerabilidad (cf. Gn 3,21), sino que también es el único ser que necesita “revestirse” de historias para custodiar su propia vida. No tejemos sólo ropas, sino también relatos: de hecho, la capacidad humana de “tejer” implica tanto a los tejidos como a los textos.

Las historias de cada época tienen un “telar” común: la estructura prevé “héroes”, también actuales, que para llevar a cabo un sueño se enfrentan a situaciones difíciles, luchan contra el mal empujados por una fuerza que les da valentía, la del amor. Sumergiéndonos en las historias, podemos encontrar motivaciones heroicas para enfrentar los retos de la vida.

El hombre es un ser narrador porque es un ser en realización, que se descubre y se enriquece en las tramas de sus días. Pero, desde el principio, nuestro relato se ve amenazado: en la historia serpentea el mal.

2. No todas las historias son buenas

«El día en que comáis de él, […] seréis como Dios» (cf. Gn 3,5). La tentación de la serpiente introduce en la trama de la historia un nudo difícil de deshacer. “Si posees, te convertirás, alcanzarás…”, susurra todavía hoy quien se sirve del llamado storytelling con fines instrumentales. Cuántas historias nos narcotizan, convenciéndonos de que necesitamos continuamente tener, poseer, consumir para ser felices.

Casi no nos damos cuenta de cómo nos volvemos ávidos de chismes y de habladurías, de cuánta violencia y falsedad consumimos. A menudo, en los telares de la comunicación, en lugar de relatos constructivos, que son un aglutinante de los lazos sociales y del tejido cultural, se fabrican historias destructivas y provocadoras, que desgastan y rompen los hilos frágiles de la convivencia.

Recopilando información no contrastada, repitiendo discursos triviales y falsamente persuasivos, hostigando con proclamas de odio, no se teje la historia humana, sino que se despoja al hombre de la dignidad.

Pero mientras que las historias utilizadas con fines instrumentales y de poder tienen una vida breve, una buena historia es capaz de trascender los límites del espacio y del tiempo. A distancia de siglos sigue siendo actual, porque alimenta la vida.

En una época en la que la falsificación es cada vez más sofisticada y alcanza niveles exponenciales (el deepfake), necesitamos sabiduría para recibir y crear relatos bellos, verdaderos y buenos. Necesitamos valor para rechazar los que son falsos y malvados.

Necesitamos paciencia y discernimiento para redescubrir historias que nos ayuden a no perder el hilo entre las muchas laceraciones de hoy; historias que saquen a la luz la verdad de lo que somos, incluso en la heroicidad ignorada de la vida cotidiana.

3. La Historia de las historias

La Sagrada Escritura es una Historia de historias. ¡Cuántas vivencias, pueblos, personas nos presenta! Nos muestra desde el principio a un Dios que es creador y narrador al mismo tiempo. En efecto, pronuncia su Palabra y las cosas existen (cf. Gn 1).

A través de su narración Dios llama a las cosas a la vida y, como colofón, crea al hombre y a la mujer como sus interlocutores libres, generadores de historia junto a Él. En un salmo, la criatura le dice al Creador: «Tú has creado mis entrañas, me has tejido en el seno materno. Te doy gracias porque son admirables tus obras […], no desconocías mis huesos. Cuando, en lo oculto, me iba formando, y entretejiendo en lo profundo de la tierra» (139,13-15).

No nacemos realizados, sino que necesitamos constantemente ser “tejidos” y “bordados”. La vida nos fue dada para invitarnos a seguir tejiendo esa “obra admirable” que somos. En este sentido, la Biblia es la gran historia de amor entre Dios y la humanidad. En el centro está Jesús: su historia lleva al cumplimiento el amor de Dios por el hombre y, al mismo tiempo, la historia de amor del hombre por Dios.

El hombre será llamado así, de generación en generación, a contar y a grabar en su memoria los episodios más significativos de esta Historia de historias, los que puedan comunicar el sentido de lo sucedido.

El título de este Mensaje está tomado del libro del Éxodo, relato bíblico fundamental, en el que Dios interviene en la historia de su pueblo. De hecho, cuando los hijos de Israel estaban esclavizados clamaron a Dios, Él los escuchó y rememoró: «Dios se acordó de su alianza con Abrahán, Isaac y Jacob. Dios se fijó en los hijos de Israel y se les apareció» (Ex 2, 24-25).

De la memoria de Dios brota la liberación de la opresión, que tiene lugar a través de signos y prodigios. Es entonces cuando el Señor revela a Moisés el sentido de todos estos signos: «Para que puedas contar [y grabar en la memoria] de tus hijos y nietos […] los signos que realicé en medio de ellos.

Así sabréis que yo soy el Señor» (Ex 10,2). La experiencia del Éxodo nos enseña que el conocimiento de Dios se transmite sobre todo contando, de generación en generación, cómo Él sigue haciéndose presente. El Dios de la vida se comunica contando la vida.

El mismo Jesús hablaba de Dios no con discursos abstractos, sino con parábolas, narraciones breves, tomadas de la vida cotidiana. Aquí la vida se hace historia y luego, para el que la escucha, la historia se hace vida: esa narración entra en la vida de quien la escucha y la transforma.

No es casualidad que también los Evangelios sean relatos. Mientras nos informan sobre Jesús, nos “performan” a Jesús, nos conforman a Él: el Evangelio pide al lector que participe en la misma fe para compartir la misma vida. El Evangelio de Juan nos dice que el Narrador por excelencia —el Verbo, la Palabra— se hizo narración: «El Hijo único, que está en el seno del Padre, Él lo ha contado» (cf. Jn 1,18).

He usado el término “contado” porque el original exeghésato puede traducirse sea como “revelado” que como “contado”. Dios se ha entretejido personalmente en nuestra humanidad, dándonos así una nueva forma de tejer nuestras historias.

4. Una historia que se renueva

La historia de Cristo no es patrimonio del pasado, es nuestra historia, siempre actual. Nos muestra que a Dios le importa tanto el hombre, nuestra carne, nuestra historia, hasta el punto de hacerse hombre, carne e historia. También nos dice que no hay historias humanas insignificantes o pequeñas. Después de que Dios se hizo historia, toda historia humana es, de alguna manera, historia divina.

En la historia de cada hombre, el Padre vuelve a ver la historia de su Hijo que bajó a la tierra. Toda historia humana tiene una dignidad que no puede suprimirse. Por lo tanto, la humanidad se merece relatos que estén a su altura, a esa altura vertiginosa y fascinante a la que Jesús la elevó.

Escribía san Pablo: «Sois carta de Cristo […] escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en las tablas de corazones de carne» (2 Co 3,3). El Espíritu Santo, el amor de Dios, escribe en nosotros. Y, al escribir dentro, graba en nosotros el bien, nos lo recuerda. Re-cordar significa efectivamente llevar al corazón, “escribir” en el corazón.

Por obra del Espíritu Santo cada historia, incluso la más olvidada, incluso la que parece estar escrita con los renglones más torcidos, puede volverse inspirada, puede renacer como una obra maestra, convirtiéndose en un apéndice del Evangelio. Como las Confesiones de Agustín. Como El Relato del Peregrino de Ignacio. Como la Historia de un alma de Teresita del Niño Jesús.

Como Los Novios, como Los Hermanos Karamazov. Como tantas innumerables historias que han escenificado admirablemente el encuentro entre la libertad de Dios y la del hombre. Cada uno de nosotros conoce diferentes historias que huelen a Evangelio, que han dado testimonio del Amor que transforma la vida. Estas historias requieren que se las comparta, se las cuente y se las haga vivir en todas las épocas, con todos los lenguajes y por todos los medios.

5. Una historia que nos renueva

En todo gran relato entra en juego el nuestro. Mientras leemos la Escritura, las historias de los santos, y también esos textos que han sabido leer el alma del hombre y sacar a la luz su belleza, el Espíritu Santo es libre de escribir en nuestro corazón, renovando en nosotros la memoria de lo que somos a los ojos de Dios.

Cuando rememoramos el amor que nos creó y nos salvó, cuando ponemos amor en nuestras historias diarias, cuando tejemos de misericordia las tramas de nuestros días, entonces pasamos página. Ya no estamos anudados a los recuerdos y a las tristezas, enlazados a una memoria enferma que nos aprisiona el corazón, sino que abriéndonos a los demás, nos abrimos a la visión misma del Narrador.

Contarle a Dios nuestra historia nunca es inútil; aunque la crónica de los acontecimientos permanezca inalterada, cambian el sentido y la perspectiva. Contarse al Señor es entrar en su mirada de amor compasivo hacia nosotros y hacia los demás. A Él podemos narrarle las historias que vivimos, llevarle a las personas, confiarle las situaciones.

Con Él podemos anudar el tejido de la vida, remendando los rotos y los jirones. ¡Cuánto lo necesitamos todos! Con la mirada del Narrador —el único que tiene el punto de vista final— nos acercamos luego a los protagonistas, a nuestros hermanos y hermanas, actores a nuestro lado de la historia de hoy.

Sí, porque nadie es un extra en el escenario del mundo y la historia de cada uno está abierta a la posibilidad de cambiar. Incluso cuando contamos el mal podemos aprender a dejar espacio a la redención, podemos reconocer en medio del mal el dinamismo del bien y hacerle sitio.

No se trata, pues, de seguir la lógica del storytelling, ni de hacer o hacerse publicidad, sino de rememorar lo que somos a los ojos de Dios, de dar testimonio de lo que el Espíritu escribe en los corazones, de revelar a cada uno que su historia contiene obras maravillosas.

Para ello, nos encomendamos a una mujer que tejió la humanidad de Dios en su seno y —dice el Evangelio— entretejió todo lo que le sucedía. La Virgen María lo guardaba todo, meditándolo en su corazón (cf. Lc 2,19). Pidamos ayuda a aquella que supo deshacer los nudos de la vida con la fuerza suave del amor:

Oh María, mujer y madre, tú tejiste en tu seno la Palabra divina, tú narraste con tu vida las obras magníficas de Dios. Escucha nuestras historias, guárdalas en tu corazón y haz tuyas esas historias que nadie quiere escuchar. Enséñanos a reconocer el hilo bueno que guía la historia. Mira el cúmulo de nudos en que se ha enredado nuestra vida, paralizando nuestra memoria. Tus manos delicadas pueden deshacer cualquier nudo. Mujer del Espíritu, madre de la confianza, inspíranos también a nosotros. Ayúdanos a construir historias de paz, historias de futuro. Y muéstranos el camino para recorrerlas juntos.

Hoy es la fiesta de San Francisco de Sales, patrono de la prensa católica

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

REDACCIÓN CENTRAL, 24 Ene. 20 (ACI Prensa).-
“El amor es la perfección del espíritu y la caridad es la perfección del amor”, decía San Francisco de Sales. Conocido como el santo de la amabilidad, luchó varios años de su vida para dominar su ira y logró la conversión de muchos. La fiesta de este Doctor de la Iglesia y patrono de la prensa católica es cada 24 de enero.

San Francisco de Sales nació en el castillo de Sales, en Saboya, en 1567. De niño era muy inquieto y juguetón. Tanto así que su madre y su nodriza tenían que estar constantemente viendo qué era lo que hacía.

Su lucha contra la ira fue constante. Cierto día un calvinista visitó el castillo, el pequeño Francisco se enteró, tomó un palo y se fue a corretear a las gallinas gritando: “Fuera los herejes, no queremos herejes”.

Su padre le puso como profesor al P. Deage, un sacerdote muy exigente. Este preceptor le haría pasar ratos amargos, pero le ayudaría mucho en su formación.

A los 10 años hace su primera comunión y confirmación y desde ese día se propuso frecuentar la visita al Santísimo. Más adelante consiguió que su padre lo enviase al Colegio de Clermont, dirigido por los jesuitas y conocido por la piedad y el amor a la ciencia.

Acompañado por el P. Deage, Francisco se confesaba y comulgaba cada semana, era entregado en el estudio y dedicaba un par de horas diarias a ejercicios de equitación, esgrima y baile. Todo esto le permitió ser el invitado preferido en la reuniones de gente de la alta sociedad porque era sencillo y “la cultura personificada”.

No obstante, muchas veces la sangre se le subía a la cara por las burlas y humillaciones. Pero se lograba contener de tal manera que muchos ni se imaginaban de su mal genio. Pero el enemigo le hizo sentir que se iba a condenar al infierno para siempre. Este pensamiento lo atormentaba hasta el punto que perdió el apetito y ya no dormía.

Entonces le dijo a Dios: “No me interesa que me mandes todos los suplicios que quieras, con tal de que me permitas seguirte amando siempre”. Luego, en la Iglesia de San Esteban en París, arrodillado ante la imagen de la Virgen pronunció la famosa oración de San Bernardo: “Acuérdate Oh piadosísima Virgen María…” De esta manera recuperó la paz.

Esta prueba le ayudó mucho a curarse del orgullo y a saber comprender a las personas en crisis para así tratarlas con bondad. Obedeciendo a su padre va a estudiar abogacía a Padua, tiempo que aprovechó para estudiar también teología por su gran deseo de ser sacerdote.

A los 24 años obtuvo su doctorado en leyes y luego, junto a su familia, mantuvo una vida ordinaria de joven de la nobleza. Su padre deseaba que se casara y que obtuviera puestos importantes, pero Francisco se mantenía en reserva por su inquietud de consagrarse al servicio de Dios.

A la muerte del deán del Capítulo de Ginebra, su primo, el canónico Luis de Sales, con unos conocidos hicieron que el Papa le otorgara este cargo. El joven santo por otro lado empezó a dialogar con su padre sobre su inquietud vocacional y poco a poco lo convenció.

Vistió la sotana el día que obtuvo la aprobación de su papá y recibió el orden del sacerdocio seis meses después. Ejercía los ministerios entre los más necesitados con mucho cariño y sus predilectos eran los de cuna humilde.

Entre los habitantes de Chablais, los protestantes habían hecho difícil la vida de los católicos y Francisco se ofreció para ir a allá con permiso del Obispo. El camino era muy peligroso. Una noche Francisco fue atacado por lobos y tuvo que subirse a un árbol para salvar la vida.

En la mañana unos campesinos protestantes lo encontraron y lo llevaron a su casa para darle de comer. Ellos eran calvinistas y con el tiempo se convirtieron al catolicismo.

Con el fin de tocar los corazones de la población, el santo empezó a escribir panfletos en los que exponía la doctrina de la Iglesia y refutaba a los calvinistas. Estos escritos más tarde formarían el volumen de las “Controversias”.

Lo que la gente más admiraba era la paciencia con que el santo vivía las dificultades y persecuciones. Alrededor de tres a cuatro años después el Obispo fue a visitar la misión, muchos católicos salieron a recibirlo y pudo administrar muchas confirmaciones.

Francisco cae en una grave enfermedad y al recuperar la salud va a Roma donde el Papa. Ahí teólogos y sabios, que habían oído de sus cualidades, le hacen preguntas difíciles de teología. Todos se quedaron maravillados por la sencillez, modestia y ciencia de sus respuestas.

 

El Pontífice lo confirmó como coadjutor de Ginebra y el santo regresó a su diócesis a trabajar con más empeño. Cuando muere el Obispo, Francisco le sucedió en el gobierno y fijó su residencia en Annecy.  

Tuvo como discípula a Santa Juana de Chantal y del encuentro de estos dos santos surge la fundación de la Congregación de la Visitación en 1610. De las notas con que instruía a la santa surge el libro “Introducción a la vida devota”. Más adelante San Francisco de Sales lo publica  y fue traducido en muchos idiomas.

En 1622, el duque de Saboya invitó al santo a reunirse en Aviñón. El santo Obispo acepta, por la parte francesa de su diócesis, pero arriesgando mucho su salud debido al largo viaje en pleno invierno.

Dejó todo en orden, como si supiera que no volvería. Cuando llegó a Aviñón las multitudes se apiñaban para verlo y las congregaciones querían que les predicara.

De regreso, San Francisco se detuvo en Lyon y se hospedó en la casita del Jardinero del Convento de la Visitación. Atendió un mes entero a las religiosas y cuando una de ellas le pidió una virtud para practicar, el santo escribió “humildad”.

En el crudo invierno prosiguió su viaje predicando y administrando los sacramentos, pero su salud iba empeorando hasta que le tocó partir a la Casa del Padre. Su última palabra fue el nombre de “Jesús”. San Francisco de Sales expiró a los 56 años un 28 de diciembre de 1622, siendo Obispo por 21 años.

Al día siguiente la ciudad entera de Lyon desfiló por la humilde casa donde falleció. En 1632 abrieron su cajón para saber cómo estaba. Parecía que se encontraba en apacible sueño.

Santa Juana de Chantal fue a ver el cuerpo del santo junto a sus religiosas y cuando le dijeron que podía acercársele, la santa se arrodilló le tomó la mano y se la puso sobre la cabeza como para pedirle bendición.

En eso, todas las hermanas vieron cómo la mano del santo parecía recobrar vida y, moviendo los dedos, acariciaba la humilde cabeza de su discípula. Hoy, en Annecy, las hermanas de la Visitación conservan el velo que ese día llevaba la santa.

San Francisco de Sales fue canonizado en 1665. En 1878 el Papa Pío IX lo declaró Doctor de la Iglesia. San Juan Bosco tomaría al “santo de la amabilidad” como patrono de su congregación y como modelo para el servicio que los salesianos deben brindar a los jóvenes.

Más información:

Su niñez

Francisco, estudiante

Los Calvinistas

Oración a San Francisco de Sales

Especial de San Francisco de Sales

Obispos anuncian iniciativa para ayudar a mujeres embarazadas

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

, 23 Ene. 20 (ACI Prensa).-
En el aniversario del fallo judicial que legalizó el aborto en Estados Unidos, los obispos del país anunciaron un proyecto que tiene como objetivo movilizar parroquias católicas para ayudar a las mujeres embarazadas con necesidades.

“El 22 de enero se conmemora el triste aniversario de las trágicas decisiones de la Corte Suprema en los casos Roe vs. Wade y Doe vs. Bolton, que legalizaron el aborto durante los nueve meses de embarazo”, señaló el presidente del Comité de obispos católicos de los Estados Unidos en actividades Provida, Mons. Joseph F. Naumann, el 21 de enero.

“La Iglesia nunca abandonará los esfuerzos de revertir esta terrible decisión que ha llevado a la muerte de millones de niños inocentes y ha traumatizado incontables mujeres y familias”, expresó.

Mons. Naumann comentó que el comité provida de la USCCB está pidiendo a todos los obispos que inviten a sus parroquias a participar en la iniciativa “Walking with Moms in Need: A Year of Service” (Caminando con las madres necesitadas: un año de servicio).

“Todos en las comunidades parroquiales deben saber dónde derivar a una mujer embarazada que lo necesita”, señala el sitio web Walking With Moms in Need. La iniciativa se presentó a los obispos de Estados Unidos durante su reunión plenaria de noviembre de 2019.

Una encuesta de enero de 2020 patrocinada por los Caballeros de Colón sugiere que la mayoría de los estadounidenses están a favor de devolver las restricciones al aborto a los estados o poner fin por completo al aborto legal.

Alrededor del 65% de los votantes registrados dijeron que es más probable que voten por candidatos que limitarían el aborto a los primeros tres meses de embarazo, como máximo. Al mismo tiempo, la encuesta indicó que el 55% de los estadounidenses se autoidentifica como pro elección (que apoya el aborto), mientras que el 40% se identifica como provida.

“La mayoría de los estadounidenses quieren que la Corte reinterprete a Roe ya sea deteniendo el aborto legalizado o devolviendo el tema a los estados”, dijo el caballero supremo de los Caballeros de Colón, Carl Anderson, el 22 de enero.

Mons. Naumann reflexionó sobre la posibilidad de cambiar el status quo sobre el aborto.

“A medida que la Iglesia y un número cada vez mayor de estadounidenses provida continúan abogando por las mujeres y los niños en los tribunales y las legislaturas, la respuesta pastoral de la Iglesia se centra en las necesidades de las mujeres que enfrentan embarazos en circunstancias difíciles”, dijo. “Si bien este ha sido el caso durante mucho tiempo, la respuesta pastoral pronto se intensificará”, afirmó.

La iniciativa Walking With Moms In Need empezará el 25 de marzo de 2020 y culminará el 25 de marzo de 2021. La iniciativa se plantea en torno a la idea de que las mujeres pueden ser alcanzadas de manera más efectiva a nivel local.

Durante este año, señaló Mons. Naumann, se “invita a las parroquias a evaluar, comunicar y ampliar los recursos a las futuras madres dentro de sus propias comunidades”.

Los líderes del proyecto están desarrollando herramientas para que las parroquias documenten los recursos locales para las madres embarazadas que lo necesitan, y proporcionarán ideas para mejorar las respuestas de la parroquia a las madres embarazadas y oraciones especialmente escritas para construir “una cultura de la vida y una civilización del amor”, dice el sitio web.

El proyecto está diseñado para reflejar las enseñanzas de la encíclica Evangelium vitae de 1995 de San Juan Pablo II, así como la exhortación apostólica del Papa Francisco de 2013 Evangelii gaudium y su encíclica Laudato si de 2015.

Mons. Naumann comentó que reza porque el proyecto “nos ayudará a llegar a todas las madres embarazadas que lo necesitan, para que ella sepa que puede recurrir a su comunidad católica local en busca de ayuda y amistad auténtica”.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

Obispo se pronuncia sobre uso de niños armados para combatir violencia en México

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

CIUDAD DE MÉXICO, 23 Ene. 20 (ACI Prensa).-
Ante la difusión de imágenes en las que se ven a niños entrenando con armamento en el estado mexicano de Guerrero, un obispo de la región exigió que prevalezca “el derecho superior” de los menores y que las autoridades investiguen “y se haga justicia”.

El 22 de enero de este año la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF) presentó a 19 niños de entre 6 y 15 años armados, a manera de una “policía comunitaria”, en la serranía de Chilapa.

De acuerdo al diario mexicano El Sur, la CRAC-PF justificó que los menores sean entrenados en el manejo de armamento para defender a su comunidad de grupos criminales.

Días atrás, en la zona fueron encontrados calcinados al interior de un automóvil los restos de diez técnicos de un grupo musical.

En diálogo con ACI Prensa, Mons. Salvador Rangel, Obispo de Chilpancingo-Chilapa, recordó que el mismo grupo presentó hace algunos meses a “los mismos niños con armas de madera y a mujeres”.

“Yo creo que aquí tiene que prevalecer el derecho superior del niño”, y rechazo que se utilice “niños incluso de seis años para presionar a las autoridades”.

Los niños presentados por la CRAC-PF, dijo, “están militarizados para la guerra, para el ataque y no creo que sea justo”.

Guerrero es uno de los estados mexicanos más afectados por la violencia. De acuerdo al Índice de Paz México 2019, realizado por el Instituto para la Economía y la Paz, Guerrero es el segundo estado más violento del país, solo debajo de Baja California.

Sin embargo, precisó Mons. Rangel, en la región de Chilapa “hemos avanzado muchísimo en la tranquilidad”, especialmente en los últimos ocho meses.

“Aquí hay otros responsables que se tienen que buscar: ¿quién le está metiendo esto en la cabeza a estos niños? ¿Quién los está entrenando?”.

El Prelado explicó que la región “es una zona de mucha pobreza, una zona muy marginada, pero no es justo que estén utilizando a los niños para presionar al gobierno, a las autoridades”.

“Ellos quisieron utilizar a estos niños como un medio de desestabilizar al gobierno municipal”, dijo.

Para Mons. Rangel ni el asesinato de los diez técnicos musicales ni otros hechos de violencia aislada en la zona guardan relación con el narcotráfico, pues “ya ni amapola siembran desde hace un año, cuando bajó el precio”.

El Obispo indicó que los agricultores llegaban a recibir hasta 40 mil pesos (unos 2.100 dólares) por kilo de goma de opio, derivado de la amapola e insumo para la producción de heroína. Sin embargo, explicó, el precio se desplomó hasta alrededor de 3.500 pesos (133 dólares) por kilogramo.

La dramática caída del precio de la goma de opio se debería principalmente a que la heroína ha sido reemplazada en mercados como el estadounidense por drogas ilegales más poderosas, como el fentanilo.

Mons. Rangel reiteró que no se trata de “dos grupos delictivos” enfrentados en las serranías de Chilapa, sino “un problema de tierras”.

La solución, dijo, estaría en manos del Gobierno federal mexicano, que podría “mandar peritos agrarios o repartir bien la tierra”.

Desde Roe vs Wade fueron abortados más de 61 millones de bebés en EEUU

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

Washington D.C., 23 Ene. 20 (ACI Prensa).-
Desde que hace 47 años se legalizó el aborto en Estados Unidos con el fallo de la Corte Suprema en el caso Roe vs Wade, se estima que más de 61 millones de bebés no nacidos han sido abortados.

El sitio provida Life News publicó un nuevo análisis elaborado por el National Right to Life Committee (Comité Nacional del Derecho a la Vida) que estima un total de 61.628,584 abortos desde 1973.

El director de educación de Comité Nacional del Derecho a la Vida, el doctor Randall K. O’Bannon, proporcionó las cifras basadas en datos de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y el Instituto Guttmacher, un antiguo brazo de investigación de la multinacional abortista Planned Parenthood. 

Según Life News, el Instituto Guttmacher recibe números directamente de los propios centros de aborto y es la fuente principal de cifras más actuales “porque los CDC nunca han tabulado números precisos de abortos”. También indica que los CDC se basan en cifras de los departamentos de salud estatales, algunos de los cuales dependen de informes voluntarios, y no ha tenido datos de algunos estados como California y New Hampshire durante más de una década.

“Debido a estos diferentes métodos de recopilación de datos, el Instituto Guttmacher ha obtenido consistentemente recuentos más altos que los CDC. Los investigadores de los CDC han admitido que probablemente realiza un recuento más bajo de la cantidad total de abortos porque las leyes de informes varían de estado a estado y algunos abortistas probablemente no informan o informan menos sobre los abortos que realizan”, explica O’Bannon.

Life News señala que la cifra total indica que hay más de 2.362 abortos diarios y 98 abortos por hora cada hora en los Estados Unidos.

Asimismo, explica que el número total de abortos en los Estados Unidos en general es mayor porque algunos estados, como California, Nueva York y Colorado, legalizaron los abortos antes de Roe vs Wade. 

“Es difícil obtener esas cifras previas al aborto, aunque algunos estiman que al menos un millón de abortos pueden haber ocurrido en estos estados a fines de los años sesenta y principios de los setenta”, agregó.

No obstante, el sitio provida precisa que hay una “buena noticia para los defensores de la vida” y es que el número de “abortos está en declive”.

El miércoles 21 de noviembre de 2018, CDC publicó un estudio (con información de 49 de las 52 áreas del país) sobre el número de abortos en Estados Unidos, y señaló que en 2015 se registró el número más bajo de abortos practicados desde 2006.

Entre los años 2006 y 2015 la disminución llega a un 24%, lo que quiere decir que en el último año analizado se registró el número de abortos más bajo de los últimos diez años.

“Después de alcanzar un máximo de más de 1.6 millones en 1990, el número de abortos realizados anualmente en los Estados Unidos ha vuelto a niveles que no se veían desde fines de la década de 1970”, indicó el National Right to Life Committee.

El comité provida precisa que “en la medida que los centros de ayuda para embarazadas comenzaron a mejorar con el uso de ultrasonidos [desde 1990 en adelante], la legislación estatal provida comenzó a establecerse e Internet permitió que floreciera la perspectiva provida, los abortos comenzaron a disminuir. También se acredita la prohibición del aborto por nacimiento parcial y el uso de ultrasonidos en 3D y 4D”. 

“Pin parental” evitaría clases con ideología de género para niños en México

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

CIUDAD DE MÉXICO, 23 Ene. 20 (ACI Prensa).-
Un diputado estatal presentó ante el Congreso de Nuevo León (México) un proyecto de ley para implementar el “pin parental”, una mecánica de autorización previa que tendrían que firmar los padres de familia antes de que a sus hijos se les dicten clases con ideología de género en las escuelas.

El diputado Juan Carlos Leal, del Partido Encuentro Social (PES), presentó el proyecto ante la oficialía de partes del Congreso de Nuevo León. En los próximos días se podría remitir a la Comisión de Educación para que lo dictamine y eleve al pleno del parlamento estatal, que entrará en sesión en febrero.

En diálogo con ACI Prensa, Leal explicó que “lo que solicitamos es que por medio de la Ley de Educación del Estado de Nuevo León se les pida a los directores de centros educativos que al momento en que quieran impartir un curso, un taller o una clase en temas controversiales como educación sexual y reproductiva, o algunos otros temas como de ideología de género, se les pida una autorización expresa a los padres”.

“Y antes de hacer el curso, la institución tiene que dar el curso a los padres para saber de qué se trata”, indicó.

La iniciativa del “pin parental” en México sigue los pasos de un proyecto similar presentado por el partido Vox en España, implementado en la región de Murcia y que podría llegar a Andalucía y Madrid, y que se ha visto amenazado por el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Juan Carlos Leal explicó a ACI Prensa que el proyecto de pin parental “no es una media homofóbica”, sino que “es simplemente el derecho que tenemos todos los padres a elegir la educación de nuestros hijos”.

“Nos respalda la Declaración Internacional de los Derechos Humanos, que reconoce el derecho de todos los padres a elegir la educación que más le convenga a nuestros hijos. Y la Constitución, que dice que tenemos la tutela de los hijos”, indicó.

Para Leal, con este proyecto “no se está violentando nada. Al contrario, estamos generando las libertades para que si uno como padre no está de acuerdo en ciertos programas de educación o talleres o cursos, pues nada más nos neguemos a que nuestros hijos lo tomen”.

El diputado de Nuevo León señaló que proyectos similares serían presentados próximamente en los estados mexicanos de Chihuahua y Querétaro. Además, se está trabajando en una propuesta para la implementación del pin parental a nivel federal.

Leal subrayó que con esta propuesta “no estamos violentando materias básicas como español, matemática, física, biología, sino que solamente va a ser sobre cursos, talleres, basados en temas controversiales como ideología de género y educación sexual”.

“No estamos en contra de la educación sexual”, precisó, sino que “solamente queremos, como padres de familia, estar informados de la educación sexual que quieren impartir en las escuelas, ya sea pública o privada”.

“Queremos evitar que el Estado tome posesión de nuestros hijos. Estamos viendo la situación que hay en España y otros países comunistas y socialistas, donde el Estado quiere ver a nuestros hijos como posesión suya”, dijo.

Leal añadió que “no estamos diciendo que los hijos son nuestros, sino que tenemos el derecho de educar a nuestros hijos”.