Papa Francisco nombra a inmigrante mexicano como obispo coadjutor en EEUU

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

, 02 Dic. 19 (ACI Prensa).-
El Papa Francisco nombró Obispo Coadjutor de San Bernardino (Estados Unidos) a Mons. Alberto Rojas, hasta ahora Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Chicago.

Mons. Alberto Rojas nació el 5 de enero de 1965 en Aguascalientes (México). Completó sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Santa María de Guadalupe en Aguascalientes, y en el Seminario de la Universidad de Saint Mary of the Lake en Mundelein, estado de Illinois (Estados Unidos).

Fue ordenado sacerdote para la Arquidiócesis de Chicago el 24 de mayo de 1997. Ha desempeñado, entre otros, los siguientes cargos: Vicepárroco de Saint George the Great (1997-1999), párroco de St. Ita (1999-2002), formador del Seminario de Saint Mary of the Lake en Mundelein (2002-2010) y párroco de Good Shepherd (2010-2011).

El 13 de junio de 2011 fue nombrado Obispo Auxiliar de Chicago y recibió la ordenación episcopal el 10 de agosto de ese mismo año. Fue Vicario Episcopal del Vicariato I y Delegado Regional del V Encuentro.

En la Conferencia Episcopal de Estados Unidos ha sido miembro de los Comités de Asuntos Hispanos y Misiones Católicas Domésticas.

¿Qué es un obispo coadjutor?

Según el Código de Derecho Canónico un obispo coadjutor asiste al obispo diocesano del mismo modo como lo hace un obispo auxiliar, es decir como colaborador bajo la autoridad del diocesano.

El Papa nombra un obispo coadjutor a petición del obispo diocesano o cuando lo considera conveniente. Este nombramiento suele darse cuando el diocesano está próximo a renunciar o cuando tiene algún impedimento para continuar con el gobierno pastoral, como por ejemplo un problema de salud.

La diferencia principal entre el coadjutor y el auxiliar está en que el primero tiene derecho automático de sucesión cuando el diocesano cumple 75 años, la edad establecida para el retiro de los obispos.

Las tareas y el servicio que desempeñan los obispos auxiliares y coadjutores están descritos en los cánones que van del 403 al 411 del Código de Derecho Canónico.