Advierten que devaluar asignatura de Religión viola acuerdos entre España y Santa Sede

Este artículo fue publicado originalmente en este sitio.

, 14 Ene. 20 (ACI Prensa).-
En el pacto entre PSOE y Podemos que ha dado lugar al nuevo gobierno de España, se plantea la devaluación de la asignatura de religión que pasaría a ser voluntaria y no tendría asignatura alternativa, algo que vulneraría el artículo 2 del acuerdo entre la Santa Sede y el Estado español en donde se establece que la enseñanza de la religión católica se incluirá “en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales”.

Con la llegada del nuevo gobierno socialista a España, la situación de la asignatura de Religión en los colegio es muy delicada.

Una de las propuestas que desarrollaron en el pacto de gobierno entre PSOE y Podemos titulado “Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España” incluía que se convirtiera en una asignatura de carácter voluntario, por lo que no daba una materia alternativa.

Actualmente la asignatura de religión es de oferta obligatoria por parte de los centros educativos, pero de elección voluntaria para los alumnos que pueden elegir entre esta u otra materia para cursar.

Antonio Amate, secretario general de la Federación de Enseñanza USO, declaró al diario ABC que este planteamiento de la asignatura de Religión “afecta a la libertad y la voluntad de las familias” ya que no es “una catequesis”, y denuncia que “lo que hay detrás es el intento de sacar la religión de la escuela como sea”.

Por su parte, Santiago García Gutiérrez, secretario general de la Confederación Española de Centros de Enseñanza también aseguró al mismo diario que “si no tiene alternativa la conviertes en una (materia) extraescolar, se convierte en algo diferente a una asignatura. Se devalúa completamente”.

Este planteamiento de la asignatura de Religión en donde no será evaluable y su nota no computará para la media de los alumnos, es algo, que según se destacan en esta información de ABC convierte a la asignatura de religión en una materia de segunda categoría y además vulnera los Acuerdos suscritos entre el Estado español y la Santa Sede. Ya que el artículo 2 del acuerdo establece que la enseñanza de la religión católica se incluirá en todos los centros y niveles “en condiciones equiparables a la demás disciplinas fundamentales”.

De esta manera, según el expresidente del Consejo Escolar del Estado, Francisco López Rupérez, de violentarse los acuerdos con la Santa Sede “la solución es apelar a los tribunales. No queda otra alternativa y que sean estos los que sometan la legislación del nuevo gobierno al principio de legalidad”.

López Rupérez también destacó que el artículo 27.3 de la Constitución española establece que los poderes públicos deben garantizar el derecho de los padres a sus hijos “reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.